Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

SADEI - Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales SADEI - Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales

Twitter | Facebook | Google+

Está usted en:
  1. 2001

2001

Notas metodológicas

El Nomenclátor de entidades de población de Asturias 2001 es un documento que recoge todas las unidades poblacionales de Asturias, clasificadas en función de sus categorías administrativas, según quedaron fijadas en la Revisión del Padrón Municipal de Habitantes a 1 de enero de 2001.

Dicho inventario está concebido como un diccionario geográfico codificado, en el que las entidades o agrupamientos de población están sistematizadas mediante una jerarquización decreciente, dividida en tres niveles a partir de la provincia: municipio (concejo), entidad colectiva de población (parroquia) y entidad singular de población.

La información que se ofrece acerca de cada una de las unidades territoriales se refiere a su denominación específica, la situación geográfica (superficie, distancia respecto a la capital y altitud) y las cifras de viviendas y habitantes que existen en cada una de ellas.


Codificación

Las unidades de población están ordenadas numéricamente según un código otorgado por el INE que, desde 1991, permanece adscrito a cada entidad concreta, independientemente de que ésta se encuentre activa o se haya dado de baja. Dicha clave está compuesta por seis dígitos:

• Los dos primeros dígitos corresponden al concejo.
• Los dos dígitos siguientes corresponden a la parroquia.
• Los dos últimos corresponden a la entidad singular de población.


Población

Las cifras de población (hombres y mujeres) que constan en el nomenclátor de 2001 han sido elaboradas por el INE, según la Revisión del Padrón Municipal a 1 de enero de 2001, y fueron declaradas oficiales por el Gobierno, con el informe favorable del Consejo de Empadronamiento, mediante el Real Decreto 1420/2001, de 17 de diciembre (BOE núm. 311, de 26 de enero de 2002).


Viviendas

Los datos sobre viviendas familiares corresponden a los resultados que proporcionó el último Censo de Viviendas disponible realizado por el INE en 2001, de forma simultánea al Censo de Población y al Censo de Edificios, con fecha de referencia 1 de noviembre.

El Censo de Viviendas distingue entre viviendas familiares y establecimientos colectivos. Las viviendas familiares se clasifican, a su vez, en dos tipos: viviendas principales, que son las que constituyen la residencia habitual de al menos una persona, y viviendas no principales, que están integradas por las viviendas secundarias, las viviendas vacías y otro tipo de viviendas.


Unidades territoriales

El nomenclátor incluye todas las entidades o agrupamientos de población localizados en cada término municipal. El orden de estas entidades está sistematizado mediante una jerarquización de mayor a menor, dividida en tres niveles, a partir de la provincia: municipio (concejo), entidad colectiva (parroquia) y entidad singular de población.

• Concejo es la división básica del territorio. La Comunidad Autónoma de Asturias consta de 78 concejos, permaneciendo invariable esta cifra desde 1930.

• Entidad colectiva de población (parroquia) es una circunscripción intermedia entre el municipio y la entidad singular de población. En Asturias, dichas entidades colectivas reciben la denominación de parroquias y, en el año 2001, su número asciende a 856.

• Entidad singular de población es “cualquier parte habitable del término municipal habitada o excepcionalmente deshabitada, claramente diferenciada dentro del mismo y que es conocida por una denominación específica que la identifica, sin posibilidad de confusión”. En Asturias, en 2001, existen 6.896 unidades poblacionales, 78 de las cuales ostentan la capitalidad de cada concejo; este atributo en el catálogo de entidades se indica señalándolo a continuación de cada nombre respectivo y entre paréntesis (capital).


Características: categoría, superficie, distancia y altitud

• Categoría: hace referencia a la calificación que cada entidad de población tiene otorgada o tradicionalmente reconocida. Este rasgo, incluido tradicionalmente en todos los nomenclátores hasta 1991, se ha manteniendo según constaba en los catálogos del INE, a pesar de que en numerosas ocasiones ha perdido su sentido primigenio.

Las categorías más habituales que se contemplan son las que vienen dadas históricamente, como aldea, casería, ciudad, lugar y villa; en casos más recientes, existen otras que responden a su origen o al uso a que se destinan, como barrio, estación, urbanización, zona residencial, etc.

• Superficie: es la extensión territorial en km² de las circunscripciones territoriales correspondientes a los concejos y a las parroquias.

Las superficies de los concejos son las publicadas por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las superficies parroquiales, por su parte, han sido calculadas planimetrando la distribución parroquial sobre un modelo digital del terreno procedente de la serie 1:5.000 del Principado de Asturias.

En los municipios de Castrillón y Langreo, las superficies parroquiales suman la extensión total del concejo, lo que significa que quedan incluidas en cada parroquia las entidades singulares que antes formaban parte de ella y que actualmente no están adscritas a parroquia alguna.

• Distancia y altitud: la distancia mide el intervalo en kilómetros que media entre las entidades singulares y su capital municipal. La distancia de las capitales municipales se establece en relación a la capital de la Comunidad Autónoma (Oviedo) y la de ésta respecto a la capital de la nación (Madrid).

La altitud se refiere a los metros sobre el nivel del mar de cada entidad singular de población.


Toponimia

En el aspecto toponímico, este nomenclátor reconoce cada entidad de población a través de dos nombres que, en ocasiones, pueden ser diferentes:

• El llamado “topónimo oficial”, que considera cabalmente la denominación según es aprobada por cada ayuntamiento y sancionada por el INE.

Como es perceptivo, esta expresión es tomada tal cual viene registrada en el inventario que elaboran los ayuntamientos y aprueba definitivamente el INE, según requieren las Instrucciones técnicas sobre la gestión y revisión del Padrón Municipal de Habitantes que recoge la Resolución de 9 de abril de 1997 (BOE 11 de abril de 1997, núm. 87/1997) de la Subsecretaría del Ministerio de la Presidencia.

• El “topónimo tradicional”, que responde al nombre que ha legado la tradición histórica (oral o escrita) y que muchas veces es distinto del anterior.
 
La determinación de estos nombres ha sido propuesta atendiendo a criterios de expertos en la materia y, recientemente, a las investigaciones que sirven de base a los trabajos que tiene encomendados la Junta de Toponimia del Principado de Asturias acerca del impulso al “conocimiento de la toponimia y la normalización (...) respetando los usos lingüísticos de la región”. Dicho inventario de topónimos, elaborado por L’Academia de la Llingua Asturiana y publicado bajo el nombre Nomes de conceyos, parroquies, pueblos y llugares del Principáu d’Asturies, recoge las propuestas que la Academia estimó prioritarias según su criterio contrastado acorde con las previsiones normativas vigentes.

La transcripción gráfica de los topónimos asturianos se ha hecho de acuerdo con los criterios alternativos recomendados por la Academia de la Llingua Asturiana para facilitar la difusión en medios electrónicos. De esta forma, adoptamos las grafías l.l  y h. para representar las variantes consonánticas conocidas como 'ch vaqueira' (transcrita en soporte papel ll con dos puntos debajo) y 'h aspirada' (h con un punto debajo), respectivamente.

  • Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales
  • E-mail: info@sadei.es
  • Gobierno del Principado de Asturias