Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

SADEI - Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales SADEI - Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales

Twitter | Facebook | Google+

Está usted en:
  1. Notas metodológicas

Notas metodológicas

Nomenclátor de entidades de población de Asturias 2018

El Nomenclátor de entidades de población de Asturias 2018 es un documento que recoge todas las unidades poblacionales de Asturias, clasificadas en función de sus categorías administrativas, según quedaron fijadas en la Revisión del Padrón Municipal de Habitantes a 1 de enero de 2018.

Dicho inventario está concebido como un diccionario geográfico codificado, en el que las entidades o agrupamientos de población están sistematizadas mediante una jerarquización decreciente, dividida en tres niveles a partir de la provincia: municipio (concejo), entidad colectiva de población (parroquia) y entidad singular de población.

La información que se ofrece acerca de cada una de las unidades territoriales se refiere a su denominación específica, la situación geográfica (superficie, distancia respecto a la capital y altitud) y las cifras de habitantes que existen en cada una de ellas.


Contenido

·    Codificación

·    Población

·    Viviendas

·    Unidades territoriales

·    Características: categoría, superficie, distancia y altitud

·    Toponimia


Codificación

Las unidades de población están ordenadas numéricamente según un código otorgado por el INE que, desde 1991, permanece adscrito a cada entidad concreta, independientemente de que ésta se encuentre activa o se haya dado de baja. Dicha clave está compuesta por seis dígitos:

·    Los dos primeros dígitos corresponden al concejo.

·    Los dos dígitos siguientes corresponden a la parroquia.

·    Los dos últimos corresponden a la entidad singular de población.


Población

Las cifras de población (hombres y mujeres) que recoge el nomenclátor de 2018 han sido obtenidas por el INE, según la Revisión del Padrón Municipal a 1 de enero de 2018, y fueron declaradas oficiales por el Gobierno, con el informe favorable del Consejo de Empadronamiento, mediante el Real Decreto 1458/2018, de 14 de diciembre (BOE 314, de 29 de diciembre de 2018).


Viviendas

Tradicionalmente, los nomenclátores de entidades de población han venido incorporando datos sobre el número de viviendas existentes en cada unidad de población, de acuerdo con los resultados que proporcionaban los Censos de Viviendas que el INE elaboraba paralelamente a la realización de cada Censo de Población (10 años).

Las innovaciones metodológicas que se fueron introduciendo en el desarrollo de las últimas operaciones censales y, más concretamente, la utilización en los Censos 2011 de encuestas proyectadas por muestreo para la investigación de determinadas características de las personas y las viviendas, han restringido la difusión de ciertas variables a los tamaños impuestos por el carácter muestral utilizado, impidiendo en el caso del nomenclátor la disponibilidad de un registro exhaustivo de las viviendas edificadas en todas las unidades de población existentes en los concejos de Asturias.


Unidades territoriales

El nomenclátor incluye todas las entidades o agrupamientos de población localizados en cada término municipal. El orden de estas entidades está sistematizado mediante una jerarquización de mayor a menor, dividida en tres niveles, a partir de la provincia: municipio (concejo), entidad colectiva (parroquia) y entidad singular de población.

  • Concejo es la división básica del territorio. La Comunidad Autónoma de Asturias consta de 78 concejos, permaneciendo invariable esta cifra desde 1930.
  • Entidad colectiva de población (parroquia) es una circunscripción intermedia entre el municipio y la entidad singular de población. En Asturias, dichas entidades colectivas reciben la denominación de parroquias y, desde 2003, su número asciende a 857.
  • Entidad singular de población es “cualquier parte habitable del término municipal habitada o excepcionalmente deshabitada, claramente diferenciada dentro del mismo y que es conocida por una denominación específica que la identifica, sin posibilidad de confusión”. En Asturias, en 2018, existen 6.942 unidades poblacionales, 78 de las cuales ostentan la capitalidad de cada concejo; este atributo en el catálogo de entidades se indica señalándolo a continuación de cada nombre respectivo y entre paréntesis (capital).

Características: categoría, superficie, distancia y altitud

  • Categoría: hace referencia a la calificación que cada entidad de población tiene otorgada o tradicionalmente reconocida. Este rasgo, incluido tradicionalmente en todos los nomenclátores hasta 1991, se ha manteniendo según constaba en los catálogos del INE, a pesar de que en numerosas ocasiones ha perdido su sentido primigenio.Las categorías más habituales que se contemplan son las que vienen dadas históricamente, como aldea, casería, ciudad, lugar y villa; en casos más recientes, existen otras que responden a su origen o al uso a que se destinan, como barrio, estación, urbanización, zona residencial, etc.
  • Superficie: es la extensión territorial en km² de las circunscripciones territoriales correspondientes a los concejos y a las parroquias. Las superficies de los concejos son las publicadas por el Instituto Geográfico Nacional (IGN).
  • Las superficies parroquiales, por su parte, han sido calculadas planimetrando la distribución parroquial sobre un modelo digital del terreno procedente de la serie 1:5.000 del Principado de Asturias. En los municipios de Castrillón y Langreo, las superficies parroquiales suman la extensión total del concejo, lo que significa que quedan incluidas en cada parroquia las entidades singulares que antes formaban parte de ella y que actualmente no están adscritas a parroquia alguna.
  • Distancia y altitud:  la distancia hace referencia a la longitud en kilómetros que media entre las entidades singulares de población de un concejo determinado y su respectiva capital municipal. En el caso de estas últimas, la distancia se establece en relación a la capital de la Comunidad Autónoma (Oviedo) y la de ésta hace alusión al intervalo con la capital del estado (Madrid). La variable altitud especifica los metros sobre el nivel del mar en que se halla cada entidad singular de población. La fuente de información básica utilizada en el nomenclátor de entidades de población de 2018 procede de la base de datos del diccionario geográfico del IGN cuya estimación se hace sobre el centroide o punto más centrado de cada núcleo poblacional a partir del MTD5 (Modelo Digital del   Terreno (http://centrodedescargas.cnig.es/CentroDescargas/equipamiento.do). En el caso de las capitales municipales, las cotas de las 78 unidades de población de Asturias que ostentan esta característica se toman de la información que aportan estas poblaciones concretas, cuya medida en ocasiones puede ser ligeramente dispar a la estimada en la base de datos general. En el resto de entidades, en las que en el fichero del IGN no constan datos relativos a esta variable, se han mantenido los que venían consignando los directorios poblacionales anteriores.
    • Toponimia

      Los procedimientos que está llevando a cabo el Gobierno del Principado de Asturias desde el año 2005 para la recuperación y fijación de la toponimia asturiana (Decreto 98/2002, de 18 de julio), han dispuesto que hasta diciembre de 2018 se hayan aprobado las denominaciones toponímicas de las entidades de población en 60 concejos de la comunidad asturiana.

      Mientras se está realizando este proceso, la transcripción de los nombres de los municipios se hace según constan en el Registro de Entidades Locales (REL) del Ministerio de Administraciones Públicas, en el que constan los nombres oficiales a todos los efectos de las demarcaciones territoriales básicas del Estado (Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, de la Jefatura del Estado y Real Decreto 382/1986, de 10 de febrero, del Ministerio de Administración Territorial).

      Respecto a la toponimia utilizada en el resto de las unidades poblacionales (parroquias y entidades singulares de población), el nomenclátor 2018 mantiene su reconocimiento a través de dos nombres que, en ocasiones, pueden ser diferentes:

      • El topónimo  aprobado por cada Ayuntamiento respectivo que, posteriormente, es sancionado por el INE. Como es preceptivo, esta expresión es tomada tal cual viene contemplada en el registro que elaboran los Ayuntamientos y aprueba definitivamente el INE, según requieren las Instrucciones técnicas sobre la gestión y revisión del Padrón Municipal de Habitantes, que recoge la Resolución de 9 de abril de 1997 (BOE 11 de abril de 1997, núm. 87/1997) de la Subsecretaría del Ministerio de la Presidencia. En este sentido, hay que indicar que sobre este registro de nomenclatura primigenio facilitado por el INE, se han subsanado algunos deslices (básicamente marcas gráficas, como acentuaciones incorrectas y omisión de diéresis) originadas por la adopción de este tipo de signos por parte del INE.
      • El topónimo  tradicional que responde al nombre que ha legado la tradición histórica (oral o escrita). Los dictámenes realizados por la Junta de Toponimia y la consiguiente aprobación de esta nomenclatura por parte del Gobierno del Principado de Asturias desde el año 2005, siguiendo los trámites administrativos correspondientes (Decreto 98/2002, de 18 de julio), han establecido hasta la fecha la aprobación de las denominaciones toponímicas de las entidades de población en 60 concejos de la comunidad. En numerosos casos esta nomenclatura se va incorporando paulatinamente al repertorio aprobado por el INE, hecho que explica la coincidencia, cada vez mayor, entre ambas versiones. En el resto de los casos, correspondientes a las entidades de población de los concejos que aún no cuentan con un pronunciamiento definitivo por parte de los órganos responsables, se ha incluido el topónimo tradicional que, de forma provisional, han dispuesto los expertos en la materia.

      Concejos que cuentan con la aprobación toponímica por parte del Consejo de Gobierno del Principado de Asturias:

      ·  Aller: Decreto 30/2008, de 8 de abril. BOPA núm. 95, de 24 de abril de 2008.

      ·  Amieva: Decreto 5/2007, de 31 de enero. BOPA núm. 48, de 27 de febrero de 2007.

      ·  Avilés: Decreto 145/2010, de 24 de noviembre. BOPA núm. 281, de 4 de diciembre de 2010.

      ·  Belmonte de Miranda: Decreto 112/2008, de 28 de noviembre. BOPA núm. 261, de 10 de noviembre de 2008.

      ·  Bimenes: Decreto 117/2005, de 17 de noviembre. BOPA núm. 279, de 2 de diciembre de 2005.

      ·  Boal: Decreto 17/2014, de 12 de febrero. BOPA núm. 42, de 20 de febrero de 2014.

      ·  Cabranes: Decreto 118/2005, de 17 de noviembre, y Decreto 36/2018, de 11 de julio. BOPA núm. 279, de 2 de diciembre de 2005 y BOPA núm. 167, de 19 de julio de 2018.

      ·  Candamo: Decreto 64/2017, de 20 de septiembre. BOPA núm. 240, de 17 de octubre de 2017.

      ·  Cangas de Onís: Decreto 8/2009, de 4 de febrero. BOPA núm.36, de 13 de febrero de 2009.

      ·  Cangas del Narcea: Decreto 89/2008, de 3 de septiembre. BOPA núm. 216, de 16 de septiembre de 2008.

      ·  Carreño: Decreto 30/2005, de 14 de abril. BOPA núm. 103, de 6 de mayo de 2005.

      ·  Caso: Decreto 52/2007, de 17 de mayo. BOPA núm. 129, de 4 de junio de 2007.

      ·  Castrillón: Decreto 57/2008, de 26 de junio. BOPA núm. 159, de 9 de julio de 2008.

      ·  Colunga: Decreto 129/2006, de 21 de diciembre. BOPA núm. 5, de 8 de enero de 2007.

      ·  Corvera de Asturias: Decreto 6/2007, de 31 de enero. BOPA núm. 48, de 27 de febrero de 2007.

      ·  Degaña: Decreto 32/2009, de 22 de abril. BOPA núm. 108, de 12 de mayo de 2009.

      ·  El Franco: Decreto 31/2005, de 14 de abril y Decreto 119/2006, de 30 de noviembre. BOPA núm. 103, de 6 de mayo de 2005 y núm. 294 de 22 de diciembre de 2006.

      ·  Gijón: Decreto 105/2006, de 20 de septiembre. BOPA núm. 229, de 3 de octubre de 2006.

      ·  Gozón: Decreto 72/2005, de 7 de julio. BOPA núm. 171, de 25 de julio de 2005.

      ·  Grado: Decreto 7/2007, de 31 de enero. BOPA núm. 48, de 27 de febrero de 2007.

      ·  Grandas de Salime: Decreto 37/2007, de 3 de mayo. BOPA núm. 102, de 3 de mayo de 2007.

      ·  Illas: Decreto 181/2012, de 8 de agosto. BOPA núm. 190, de 16 de agosto de 2012.

      ·  Langreo: Decreto 73/2005, de 7 de julio. BOPA núm. 171, de 25 de julio de 2005.

      ·  Laviana: Decreto 281/2007, de 19 de diciembre. BOPA núm. 3, de 4 de enero de 2008.

      ·  Lena: Decreto 74/2005, de 7 de julio. BOPA núm. 172, de 26 de julio de 2005.

      ·  Llanes: Decreto 32/2005, de 21 de abril y Decreto 49/2005, de 26 de mayo y Decreto 26/2018, de 6 de junio. BOPA núm. 103, de 6 de mayo de 2005, BOPA  núm. 135 de 13 de junio de 2005 y BOPA núm. 140, de 18 de junio de 2018.

      ·  Mieres: Decreto 9/2009, de 4 de febrero. BOPA núm. 36, de 13 de febrero de 2009.

      ·  Morcín: Decreto 36/2007, de 3 de mayo. BOPA núm. 102, de 3 de mayo de 2007.

      ·  Nava: Decreto 98/2006, de 3 de agosto. BOPA núm. 197, de 25 de agosto de 2006.

      ·  Noreña: Decreto 8/2007, de 31 de enero. BOPA núm. 48, de 27 de febrero de 2007.

      ·  Parres: Decreto 112/2009, de 2 de septiembre. BOPA núm. 213, de 14 de septiembre de 2009.

      ·  Peñamellera Alta: Decreto 1/2018, de 10 de enero. BOPA núm. 15, de 19 de enero de 2018.

      ·  Pesoz: Decreto 29/2007, de 29 de marzo. BOPA núm. 90, de 19 de abril de 2007.

      ·  Piloña: Decreto 66/2008, de 16 de julio. BOPA núm. 181, de 4 de agosto de 2008.

      ·  Ponga: Decreto 4/2011, de 2 de febrero. BOPA núm. 33, de 10 de febrero de 2011.

      ·  Proaza: Decreto 49/2008, de 19 de julio. BOPA núm. 153, de 2 de julio de 2008.

      ·  Quirós: Decreto 124/2010, de 15 de septiembre. BOPA núm. 228, de 1 de octubre de 2010.

      ·  Ribadedeva: Decreto 27/2007, de 22 de marzo. BOPA núm. 88, de 17 de abril de 2007.

      ·  Ribadesella: Decreto 46/2010, de 18 de mayo. BOPA núm. 121, de 27 de mayo de 2010.

      ·  Ribera de Arriba: Decreto 128/2006, de 21 de diciembre. BOPA núm. 5, de 8 de enero de 2007.

      ·  Riosa: Decreto 13/2008, de 5 de febrero. BOPA núm. 52, de 3 de marzo de 2008.

      ·  San Martín de Oscos: Decreto 123/2010, de 15 de septiembre. BOPA núm. 228, de 1 de octubre de 2010.

      ·  San Martín del Rey Aurelio: Decreto 3/2008, de 23 de enero. BOPA núm. 31, de 7 de febrero de 2008.

      ·  San Tirso de Abres: Decreto 2/2018, de 10 de enero. BOPA núm. 15, de 19 de enero de 2018.

      ·  Santa Eulalia de Oscos: Decreto 121/2010, de 15 de septiembre. BOPA núm. 228, de 1 de octubre de 2010.

      ·  Santo Adriano: Decreto 78/2015, de 5 de agosto. BOPA núm. 190, de 16 de agosto de 2015.

      ·  Sariego: Decreto 116/2005, de 17 de noviembre. BOPA núm. 279, de 2 de diciembre de 2005.

      ·  Siero: Decreto 104/2009, de 29 de julio. BOPA núm. 186, de 11 de agosto de 2009.

      ·  Sobrescobio: Decreto 10/2009, de 4 de febrero. BOPA núm. 36, de 13 de febrero de 2009.

      ·  Soto del Barco: Decreto 82/2017, de 16 de noviembre. BOPA núm. 272, de 24 de noviembre de 2017.

      ·  Tapia de Casariego: Decreto 3/2018, de 10 de enero. BOPA núm. 15, de 19 de enero de 2018.

      ·  Taramundi: Decreto 120/2010, de 15 de septiembre. BOPA núm. 228, de 1 de octubre de 2010.

      ·  Teverga: Decreto 14/2010, de 18 de mayo. BOPA núm. 121, de 27 de mayo de 2010.

      ·  Tineo: Decreto 69/2017, de 11 de octubre. BOPA núm. 246, de 24 de octubre de 2017.

      ·  Valdés: Decreto 77/2014, de 5 de agosto. BOPA núm. 190, de 16 de agosto de 2014.

      ·  Vegadeo: Decreto 61/2007, de 24 de mayo. BOPA núm. 144, de 21 de junio de 2007.

      ·  Villanueva de Oscos: Decreto 122/2010, de 15 de septiembre. BOPA núm. 228, de 1 de octubre de 2010.

      ·  Villaviciosa: Decreto 115/2005, de 17 de noviembre. BOPA núm. 279, de 2 de diciembre de 2005.

      ·  Villayón: Decreto 25/2018, de 6 de junio. BOPA núm. 140, de 18 de junio de 2018.

      ·  Yernes y Tameza: Decreto 21/2009, de 25 de marzo. BOPA núm. 84, de 13 de abril de 2009.

      La transcripción gráfica de los topónimos asturianos se ha hecho de acuerdo con los criterios alternativos recomendados por la Academia de la Llingua Asturiana para facilitar la difusión en medios electrónicos. De esta forma, adoptamos las grafías l.l  y h. para representar las variantes consonánticas conocidas como 'ch vaqueira' (transcrita en soporte papel ll con dos puntos debajo) y 'h aspirada' (h con un punto debajo), respectivamente.

Notas metodológicas

  • Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales
  • E-mail: info@sadei.es
  • Gobierno del Principado de Asturias